¿Cómo lo Hacemos?

Casa Esperanza fundamenta sus acciones en cuatro importantes pilares que sustentan sus intervenciones en beneficio de la niñez y adolescencia de Panamá.

Suscríbete ahora

Tu apoyo es muy importante para nosotros, deseas conocer más sobre Casa Esperanza

¿Cómo lo Hacemos?

Casa Esperanza fundamenta sus acciones en cuatro importantes pilares que sustentan sus intervenciones en beneficio de la niñez y adolescencia de Panamá.

Suscríbete ahora

Tu apoyo es muy importante para nosotros, deseas conocer más sobre Casa Esperanza

Desde 1992, Casa Esperanza ha diseñado e implementado estrategias para la identificación y captación de niños y adolescentes en condición de trabajo infantil, situación de prevención y riesgo social, sistematizando experiencias positivas y resultados; determinado tipologías y áreas de mayor incidencia, necesario para la construcción de acciones que permitan el  retiro de la situación de vulneración y la  restitución de derechos de la población afectada.

 Este eje se ejecuta mediante la implementación de tres componentes principales:

  1.  Definición de áreas zonas de contacto con incidencia de trabajo infantil.
  2. Identificación de niños, niñas y adolescentes trabajadores
  3. Referencia a programas de atención directa para niños y adolescentes en condiciones de riesgo o trabajo infantil

 Anualmente se cuenta con registros y análisis de las estadísticas de los niños y niñas trabajadores que han sido contactados o atendidos por Casa Esperanza, bien sea en avenidas, mercados, vertederos, zonas agrícolas o pesqueras.

De acuerdo con las necesidades de cada cual, se realizan estudios diagnósticos para investigar la participación de niños trabajando en ciertos rubros agrícolas como café, cebolla, tomate o melón, entre otros, y verificar las condiciones de trabajo y sus efectos en la salud y la educación de estos niños.

Casa Esperanza ha diseñado estrategias de atención directa a niños y adolescentes en condición de trabajo infantil, prevención y riesgo social atendiendo a áreas de incidencia,  tipologías y necesidades identificadas en territorio

Una vez identificado el niño o adolescente, éste es referido al programa de atención directa que se implementa en centros, escuelas, espacios comunitarios o fincas según sea el caso. Los programas de atención directa tienen como objetivo restituir los derechos lesionados del niño o adolescente afectado mediante una oferta integral que ofrece los componentes de nutrición, salud, educación, desarrollo personal.

1. Atención educativa: Los niños, niños y adolescentes en condición de trabajo infantil quienes se comprometen junto con sus padres, al abandono de esta situación y a  concentrar esfuerzos en su educación, son referidos a alguno de los  Centros de Atención Integral de Casa Esperanza, aulas de atención educativa extraescolar ubicadas en escuelas o fincas.

Este componente ofrece los siguientes beneficios: 

  • Subsidios para sus gastos escolares.
  • Sesiones de estudio dirigido asistido por maestros capacitados en pedagogías activas.
  • Acceso a material didáctico, computadoras e internet para garantizar el éxito académico
  • Apoyo en transporte escolar.
  • Tutorías especiales en materias científicas, inglés

2. Nutrición y Salud. A los niños, niñas y adolescentes se les practicarán evaluaciones de control físico en peso y talla, con la finalidad de observar la evaluación del crecimiento y el desarrollo de cada uno; así como controles de vacunación y exámenes generales de salud. 

3. Desarrollo Personal y Social: El objetivo principal de los talleres de habilidades para la vida es de reconocer los mecanismos y procesos mediante los cuales se organiza y controla socialmente la construcción de la identidad, de compartir vivencias, los sentimientos, reflexiones en un espacio de interrelación humana que los lleve a reformular los modelos tradicionales de enseñanza-aprendizaje y a reafirmar el crecimiento y desarrollo personal y colectivo de manera solidaria. 

4. Fortalecimiento de Habilidades para Adolescentes: Casa Esperanza ha reorientado su estrategia para lograr el retiro sostenido del trabajo infantil, complementando el programa de atención directa, mediante la implementación del programa de inclusión de habilidades y competencias. 

El programa tiene como finalidad incentivar en el adolescente la identificación de sus aptitudes; la oportunidad de desarrollarla; la capacidad de imponerse metas a corto plazo y definir proyectos de vida futura basados en experiencias de aprendizaje prácticas.

5. Fortalecimiento de la dinámica familiar. Para Casa Esperanza es prioridad fortalecer los entornos de protección del niño, siendo el primero y más importante, el familiar. Sin embargo, muchas situaciones de desprotección se visibilizan en la familia, especialmente por las siguiente situaciones: Hogares disfuncionales, padres ausentes, prevalencia de anti valores, bajos niveles de compromiso de los padres en la crianza y cuidado de los niños entre otros. La falta de interés, el abandono, agresión física o psicológica es considerada como violencia doméstica a niños. La protección en los entornos familiares significa vivir y convivir en armonía, resolver los problemas entre miembros de la familia de forma correcta, evitando la violencia y los malos tratos hacia la niñez y adolescencia 

Este componente busca obtener tres objetivos específicos: 

  • Padres y madres  participan del proceso de aprendizaje de sus hijos orientados por el equipo técnico, a fin que le den continuidad a sus hogares. (Educación en el hogar)
  • Padres y madres, amplían sus conocimientos en crianza responsable, y se constituyen en modeladores de la conducta de sus hijos. (fortalecimiento de la dinámica familiar)
  • Padres y madres de los niños, adquieren  conocimientos y aptitudes necesarias para fortalecer el entorno de protección familiar (asesorías individuales, orientaciones especiales sobre situaciones claves tales como salud mental, temáticas legales entre otras.

6. Redes de protección local. Eje transversal que fortalece los programas de atención directa, mediante el fortalecimiento institucional y la coordinación intersectorial entre las organizaciones, autoridades locales y centros educativos establecidos en las comunidades donde se implementan los programas de atención.  Actualmente Casa Esperanza trabaja con más de 50 centros educativos, 200 maestros y 150 actores locales.

Casa Esperanza ha diseñado más de 25 campañas de sensibilización sobre el trabajo infantil a nivel nacional exponiendo las diversas tipologías, causas y consecuencias que generan para la niñez panameña.

Casa Esperanza, en colaboración  con importantes aliados como la Organización  Internacional de Trabajo; el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia; el Departamento de Trabajo de los Estados Unidos, Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral, autoridades nacionales y locales, ha apoyado en el fortalecimiento de políticas públicas para la prevención y erradicación de trabajo infantil y protección de niños y adolescentes en nuestro país, mediante la adecuación de normativas internas a lineamientos internacionales en la materia; fortalecimiento de la institucionalidad, diseño y construcción de sistema de monitoreo y evaluación; estudios de percepción y actitudes sobre trabajo infantil, explotación sexual comercial infantil entre otros.

Actualmente participa en las mesas de análisis del Sistema de Protección Integral de los Derechos de los Niños y Adolescentes, que se encuentra en primer debate en la Asamblea Nacional.

Desde 1992, Casa Esperanza ha diseñado e implementado estrategias para la identificación y captación de niños y adolescentes en condición de trabajo infantil, situación de prevención y riesgo social, sistematizando experiencias positivas y resultados; determinado tipologías y áreas de mayor incidencia, necesario para la construcción de acciones que permitan el  retiro de la situación de vulneración y la  restitución de derechos de la población afectada.

 

 Este eje se ejecuta mediante la implementación de tres componentes principales:

 

  1.  Definición de áreas zonas de contacto con incidencia de trabajo infantil.
  2. Identificación de niños, niñas y adolescentes trabajadores
  3. Referencia a programas de atención directa para niños y adolescentes en condiciones de riesgo o trabajo infantil

 

 Anualmente se cuenta con registros y análisis de las estadísticas de los niños y niñas trabajadores que han sido contactados o atendidos por Casa Esperanza, bien sea en avenidas, mercados, vertederos, zonas agrícolas o pesqueras.

 

De acuerdo con las necesidades de cada cual, se realizan estudios diagnósticos para investigar la participación de niños trabajando en ciertos rubros agrícolas como café, cebolla, tomate o melón, entre otros, y verificar las condiciones de trabajo y sus efectos en la salud y la educación de estos niños.

Casa Esperanza ha diseñado estrategias de atención directa a niños y adolescentes en condición de trabajo infantil, prevención y riesgo social atendiendo a áreas de incidencia,  tipologías y necesidades identificadas en territorio

Una vez identificado el niño o adolescente, éste es referido al programa de atención directa que se implementa en centros, escuelas, espacios comunitarios o fincas según sea el caso. Los programas de atención directa tienen como objetivo restituir los derechos lesionados del niño o adolescente afectado mediante una oferta integral que ofrece los componentes de nutrición, salud, educación, desarrollo personal.

1. Atención educativa: Los niños, niños y adolescentes en condición de trabajo infantil quienes se comprometen junto con sus padres, al abandono de esta situación y a  concentrar esfuerzos en su educación, son referidos a alguno de los  Centros de Atención Integral de Casa Esperanza, aulas de atención educativa extraescolar ubicadas en escuelas o fincas.

Este componente ofrece los siguientes beneficios: 

  • Subsidios para sus gastos escolares.
  • Sesiones de estudio dirigido asistido por maestros capacitados en pedagogías activas.
  • Acceso a material didáctico, computadoras e internet para garantizar el éxito académico
  • Apoyo en transporte escolar.
  • Tutorías especiales en materias científicas, inglés

2. Nutrición y Salud. A los niños, niñas y adolescentes se les practicarán evaluaciones de control físico en peso y talla, con la finalidad de observar la evaluación del crecimiento y el desarrollo de cada uno; así como controles de vacunación y exámenes generales de salud. 

3. Desarrollo Personal y Social: El objetivo principal de los talleres de habilidades para la vida es de reconocer los mecanismos y procesos mediante los cuales se organiza y controla socialmente la construcción de la identidad, de compartir vivencias, los sentimientos, reflexiones en un espacio de interrelación humana que los lleve a reformular los modelos tradicionales de enseñanza-aprendizaje y a reafirmar el crecimiento y desarrollo personal y colectivo de manera solidaria. 

4. Fortalecimiento de Habilidades para Adolescentes: Casa Esperanza ha reorientado su estrategia para lograr el retiro sostenido del trabajo infantil, complementando el programa de atención directa, mediante la implementación del programa de inclusión de habilidades y competencias. 

El programa tiene como finalidad incentivar en el adolescente la identificación de sus aptitudes; la oportunidad de desarrollarla; la capacidad de imponerse metas a corto plazo y definir proyectos de vida futura basados en experiencias de aprendizaje prácticas.

5. Fortalecimiento de la dinámica familiar. Para Casa Esperanza es prioridad fortalecer los entornos de protección del niño, siendo el primero y más importante, el familiar. Sin embargo, muchas situaciones de desprotección se visibilizan en la familia, especialmente por las siguiente situaciones: Hogares disfuncionales, padres ausentes, prevalencia de anti valores, bajos niveles de compromiso de los padres en la crianza y cuidado de los niños entre otros. La falta de interés, el abandono, agresión física o psicológica es considerada como violencia doméstica a niños. La protección en los entornos familiares significa vivir y convivir en armonía, resolver los problemas entre miembros de la familia de forma correcta, evitando la violencia y los malos tratos hacia la niñez y adolescencia 

Este componente busca obtener tres objetivos específicos: 

  • Padres y madres  participan del proceso de aprendizaje de sus hijos orientados por el equipo técnico, a fin que le den continuidad a sus hogares. (Educación en el hogar)
  • Padres y madres, amplían sus conocimientos en crianza responsable, y se constituyen en modeladores de la conducta de sus hijos. (fortalecimiento de la dinámica familiar)
  • Padres y madres de los niños, adquieren  conocimientos y aptitudes necesarias para fortalecer el entorno de protección familiar (asesorías individuales, orientaciones especiales sobre situaciones claves tales como salud mental, temáticas legales entre otras.

6. Redes de protección local. Eje transversal que fortalece los programas de atención directa, mediante el fortalecimiento institucional y la coordinación intersectorial entre las organizaciones, autoridades locales y centros educativos establecidos en las comunidades donde se implementan los programas de atención.  Actualmente Casa Esperanza trabaja con más de 50 centros educativos, 200 maestros y 150 actores locales.

Casa Esperanza ha diseñado más de 25 campañas de sensibilización sobre el trabajo infantil a nivel nacional exponiendo las diversas tipologías, causas y consecuencias que generan para la niñez panameña.

Casa Esperanza, en colaboración  con importantes aliados como la Organización  Internacional de Trabajo; el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia; el Departamento de Trabajo de los Estados Unidos, Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral, autoridades nacionales y locales, ha apoyado en el fortalecimiento de políticas públicas para la prevención y erradicación de trabajo infantil y protección de niños y adolescentes en nuestro país, mediante la adecuación de normativas internas a lineamientos internacionales en la materia; fortalecimiento de la institucionalidad, diseño y construcción de sistema de monitoreo y evaluación; estudios de percepción y actitudes sobre trabajo infantil, explotación sexual comercial infantil entre otros.

Actualmente participa en las mesas de análisis del Sistema de Protección Integral de los Derechos de los Niños y Adolescentes, que se encuentra en primer debate en la Asamblea Nacional.

Identificación de participantes

Conocer Más

Atención directa

Conocer Más

Sensibilización

Conocer Más

Políticas Públicas

Conocer Más

En 28 años en Casa Esperanza y gracias a amigos como tú, hemos transformado más de 45,000 vidas de niños, niñas y adolescentes en riesgo con presencia en 7 Provincias y en la Comarca Ngäbe-Buglé.

Testimonios de Esperanza

Egresado del Centro de Atención Integral de David Chiriquí, estudios en la Universidad de Arkansas, Estados Unidos.
Auxiliar Contable, estudios de criminalística y ciencias forense. Conoce su historia.

Nuestros Aliados