¿Cómo lo hacemos?

¿Cómo lo hacemos?

Fundamentamos nuestras acciones en cuatro (4) importantes pilares que sustentan nuestras intervenciones en beneficio de la niñez y adolescencia de Panamá.

Identificación

Desde 1992, Casa Esperanza ha diseñado e implementado estrategias para la identificación y captación de niños, niñas y adolescentes en condición de trabajo infantil, situación de prevención y riesgo social. Sistematizando experiencias positivas y resultados; determinadas tipologías y áreas de mayor incidencia recopilamos la información necesaria para la construcción de acciones que permitan el retiro de la situación de vulneración y la restitución de derechos de la población afectada.

Conocer Más

Atención

Casa Esperanza ha diseñado estrategias de atención directa a niños, niñas y adolescentes en condición de trabajo infantil, prevención y riesgo social atendiendo a áreas de incidencia y necesidades identificadas en territorio.

Una vez identificado el niño o adolescente, éste es referido al programa de atención directa que se implementa en centros, escuelas, espacios comunitarios o fincas según sea el caso. Los programas de atención directa tienen como objetivo restituir los derechos lesionados del niño o adolescente afectado mediante una oferta integral que ofrece los componentes de nutrición, salud, educación, desarrollo personal.

Conocer Más

Sensibilización

Casa Esperanza ha diseñado más de 25 campañas de sensibilización sobre el trabajo infantil a nivel nacional exponiendo las diversas tipologías, causas y consecuencias que generan para la niñez panameña.

Fortalecimiento de políticas

Casa Esperanza, en colaboración con importantes aliados como la Organización Internacional de Trabajo; el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia; el Departamento de Trabajo de los Estados Unidos, Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral, autoridades nacionales y locales, ha apoyado el fortalecimiento de políticas públicas para la prevención y erradicación de trabajo infantil y protección de los derechos de niños y adolescentes en nuestro país.

Actualmente participamos como representante de la sociedad civil en los procesos de análisis y discusión del proyecto que crea el Sistema de Protección Integral de los Derechos de los niños, niñas y adolescentes.

Nos adaptamos a la crisis generada por la pandemia del COVID-19

A partir del 15 de marzo de 2020, Casa Esperanza en fiel cumplimiento de los lineamientos expuestos por las autoridades suspendió sus programas de atención directa en centros, escuelas y comunidades ante la crisis sanitaria decretada por el COVID-19. 

Cambiamos el aula de clase del centro de atención o de la escuela por la red social y las viviendas de los niños. Las bolsas de alimentos entregadas a familias permitieron minimizar el impacto de la crisis alimentaria.

Casa Esperanza en tu Hogar benefició en el 2021
a 1601 familias en Panamá

Construimos esta nueva modalidad de atención a distancia denominada Casa Esperanza en Tu Hogar, que benefició a 1601 familias en Panamá, durante el año pasado.

 

2021 fue un año de retos e importantes avances. La compleja situación generada por el COVID-19, nos llevó como organización a modificar nuestros planes de acción y programas de atención, con el propósito de ofrecer oportunidades efectivas a la población participante y sus familias.

 

Entre algunas de las acciones ejecutadas se pueden destacar:

 

- Incremento de recorridos de identificación y captación de niños y adolescentes, en condición de trabajo infantil.

 

- Diagnósticos de la situación de trabajo infantil en áreas de mayor incidencia, lo que permitirá la construcción de estrategias intersectoriales para erradicar el trabajo infantil y promover el trabajo adolescente en condiciones seguras.

 

- Continuamos con la modalidad de atención a distancia, con Casa Esperanza en tu Hogar, a través de plataformas de comunicación y visitas domiciliarias.

 

- Dotamos de bolsas de alimentos y apoyos educativos a niños, niñas, adolescentes y sus familias, con una inversión superior a los 255,000 balboas.

 

- Diseñamos nuestro Manual de Bioseguridad para los Centros de Atención Integral, atendiendo los lineamientos dados por las autoridades sanitarias y expertos en el cuido de la niñez. Gracias a ello, en octubre fuimos autorizado para reapertura gradual de los centros de atención por parte del Ministerio de Salud de Panamá.

 

- En noviembre iniciamos la atención presencial en los Centros de Atención Integral autorizados, manteniendo la modalidad a distancia. Además, se ha creado la modalidad híbrida de atención, que permite brindar ambos tipos.

 

Continuamos evolucionado como organización para brindar respuestas integrales a los miles de niños, niñas y adolescentes en condiciones de vulnerabilidad. Gracias a nuestros amigos y aliados por su confianza. Seguimos trabajando por un país donde nuestros niños sean primero.

 

Esta modalidad híbrida de atención combina la atención presencial, es decir en los Centro de Atención Integral de Casa Esperanza o aula de clases, y la atención remota, en línea y domiciliaria, que permite la participación de un determinado grupo de beneficiarios, cumpliendo con las medidas de bioseguridad establecidos por el Ministerio de Salud.

 

La compleja situación generada por el COVID-19, nos llevó adaptarnos y ofrecer oportunidades efectivas a los niños, niñas, adolescentes y sus familias, entre ellas:

 

- Mejoramos la modalidad de atención a distancia, Casa Esperanza en tu Hogar, a través de plataformas de comunicación y visitas domiciliarias, permitiendo llegar a más de 1600 familias beneficiarias.

 

- Fortalecimos nuestra presencia en territorio, a través de redes de apoyo local, que incluyen la participación de cientos de actores del sector privado y público. 

 

- Desarrollamos estudios y diagnósticos comunitarios para conocer la realidad socioeconómica de las familias participantes, con el propósito de desarrollar mejores estrategias de atención cónsonas con la realidad.

Testimonios de Esperanza

Gracias a Dios llegó a mi Casa Esperanza para ayudarme, para fortalecerme en valores y conocimientos.
Juan Tomas
Nutricionista
Yo crecí en una casa muy diferente a la tuya, fui adulto desde muy pequeño, gracias a Casa Esperanza soy lo que soy ahora.
José Reina
Asistente de proyectos especiales

Nuestro himno de esperanza

Reproducir vídeo